Los grados de alerta de una trucha

La teoría de los grados de alerta de una trucha.

Actualidad
No hay comentarios

La teoría de los grados de alerta de una trucha viene a decir lo siguiente: la trucha condicionada por un montón de circunstancias pasa por estados en los que su sensación de seguridad, estado de confianza y grado de vulnerabilidad varían constantemente. Este estado condiciona enormemente la disposición de la trucha a coger nuestra mosca, independientemente de nuestra imitación o tipo de presentación que realicemos.

Los grados de alerta de una trucha

Grado de alerta 0

La sensación que tiene la trucha es de total seguridad y protección. Come con confianza total y no deja pasar ni una mosca (literal). Su radio de acción nunca sobrepasa sus límites de seguridad.

Probablemente esté ubicada en un lugar con mucha protección: orilla, vegetación, sombra, incluso por arriba y siempre muy cerca de su guarida

Reacción ante nuestra mosca: Toma casi cualquier mosca que imite el orden y tamaño aproximado. Incluso puede tomar una mosca de conjunto. Hasta puede llegar a admitir un mínimo nivel de dragado. La tomada va a ser franca y sin ningún recelo.

Dificultad de la captura: La presentación suele ser complicada. Como casi siempre, el mejor lance es el que no hay que realizar. El grosor del bajo no importa demasiado y puestos a elegir, es mejor usar uno grueso ya que la pelea va a requerir un gran control para que no se meta en su refugio. (Vaya, o sea que las más fáciles están en los sitios más difíciles…. Curiosa paradoja)

Grado de alerta 1

Los grados de alerta de una trucha

Grado de alerta 1

La trucha apenas tiene sensación de vulnerabilidad. No advierte la presencia del pescador. Come casi todo lo que pasa pero no el 100%.

Probablemente esté ubicada en un lugar con protección solamente por un sitio: orilla o vegetación.

Reacción ante nuestra mosca: Si la mosca contiene un claro estímulo de respuesta positivo la tomará. No admite ningún nivel de dragado.

Dificultad de la captura: Media, es fundamental evitar el dragado en todos sus niveles. Si la trucha rechaza nuestra mosca es casi seguro que se deba al microdragado.

Grado de alerta 2

Los grados de alerta de una trucha

Grado de alerta 2

La trucha se siente vulnerable y es totalmente consciente de la presencia del pescador. Lo tolerará siempre que sus movimientos sean rítmicos, acompasados y suaves. Come con recelo y deja pasar algunas moscas antes de coger una.

Probablemente esté ubicada en un lugar lejos de la protección, expuesta y con bastante luz.

Reacción ante nuestra mosca: Cualquier cosa anormal (brillos del bajo, micro dragado, etc…) hará que rechace nuestra mosca aumentando su grado de alerta. Esta trucha ha podido adquirir este grado al rechazar una de nuestras moscas por dragado.

Dificultad de la captura: Alta, si no lo hacemos todo bien y a la primera no tendremos opción. Nos la jugamos a un único lance.

Grado de alerta 3

Los grados de alerta de una trucha

Grado de alerta 3

La trucha está comiendo pero totalmente recelosa y a la defensiva. Come de manera imprevisible y muy desordenada, al azar.

Probablemente también esté ubicada en un lugar lejos de la protección, expuesta y con bastante luz.

Reacción ante nuestra mosca: Será difícil que llegue a mirarla y si lo hace la ignorará al instante.

Dificultad de la captura: Imposible, esta trucha no va a tomar nuestra mosca hagamos lo que hagamos. Es momento para esperar a que su grado de alerta disminuya.

Grado de alerta 4

La trucha se asusta y se marcha a su refugio.

Consideraciones finales.

  1. Una trucha puede estar comiendo en superficie, tranquilamente a nuestros ojos, y sin embargo sentir cierta tensión inquietud y sensación de vulnerabilidad.
  2. No hay truchas impescables, hay estados ocasionales en cada trucha en los que se vuelven impescables.
  3. Alargar y/o reducir el diámetro del bajo solo tiene sentido con truchas en grado de alerta 1 y 2
  4. Cambiar de mosca eligiendo una imitación más exacta solamente servirá de algo en truchas en grado de alerta 2.
  5. Nuestros movimientos deberán ser extremadamente lentos y cuidadosos en truchas en grado de alerta 2
  6. Ante truchas en grado de alerta 3, quietos y a esperar.
  7. Después de un rechace, es muy probable que suba un nivel de alerta.
  8. Después de un pinchazo es muy probable que suba dos niveles de alerta. (Si estaba en 2 se asustará y se irá, pero si estaba en 0 todavía es pescable)
  9. Una trucha puede pasar de grado 0 a 2 o 3 en un solo instante. Siempre es un proceso rápido.
  10. Sin embargo, solo descenderá de nivel de uno en uno. Siempre es un proceso lento.

Artículo adaptado de un original de Carlos Azpilicueta

Entrada anterior
Moscas que funcionan en el Pirineo, la Adams.
Entrada siguiente
10 consejos útiles a la hora de elegir caña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú