De investigación

Hay días en los que pescar pasa a un segundo plano. Y es que en pleno deshielo, casi es más interesante dedicarse a explorar tramos o incluso ríos no habituales y que en circunstancias normales no nos acordamos de ellos o directamente elegimos otras opciones a priori más interesantes.

Y es a lo que nos dedicamos ayer sábado. Hablé con David el viernes y decidimos pescar un tramo al que no le iba a afectar el deshielo y que me quería enseñar ya desde el año pasado. La verdad es que el sitio es simplemente alucinante (a las fotos me remito….). Bastante solitario, de accesos no muy cómodos y a priori interesante….

En cuanto a la pesca, vimos y cogimos truchas. Aunque francamente, no era lo que más me interesaba ayer.

Entrada anterior
Perpetuando la especie.
Entrada siguiente
Foam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú